2 de mayo de 2018

author photo

En un gran juego de ida y vuelta, el conjunto romano con garra y sufrimiento. Pesé a su victoria 4-2 en casa, quedó eliminado en casa ante el Liverpool, perdiendo en el global (6-7). Ahora los de Klopp jugarán la final ante el Real Madrid en Kiev.

En el arranque del compromiso, el conjunto romano sería el primero en llegar con peligro de gol, sería en el primer minuto de juego y por intermedio del bosnio Edin Džeko de cabeza, tras ser asistido por El Shaarawy. El balón pasaría muy cerca del arco defendido por Karius. Minutos más tarde, Florenzi volvería a llegar con remate de media distancia, el balón se iría saldría desviado.

Tras las llegadas peligrosas de la Roma, el conjunto inglés sería el primero en abrir el marcador. Aprovechando el error de salida de Nainggolan, en el cual fue aprovechado por el senegalés Sadio Mané, quien definió con mucha tranquilidad frente al portero Alisson. Y así silenciar todo el Olímpico de Roma.

Con el reloj marcando el primer cuarto de juego, el conjunto italiano empataría el compromiso con mucha fortuna. Sería por intermedio de Milner, metiendo el balón en su propio arco, luego de que el balón se estrellara en su rostro. Y así dejar estatico y sorprendido a su compañero Karius, y así hacer vibrar todo el estadio. Pero minutos más tarde, el jugador holandés Wijnldu sería el autor del segundo gol para los británicos, anotando de cabeza. Aprovechando un error en la defensa y así meter el balón al fondo de la red.

El primer tiempo terminaría con el marcador a favor para los de Jürgen Klopp, adelantandose primero con Mané, pero con autogol de Milner empataría el local, pero el fútbol te daría revancha. El holandés Wijndlu anotaría el segundo, esperando que el equipo no baje los brazos para el segundo tiempo.

En el inicio del segundo tiempo, el bosnio Džeko sería el encargado de empatar el encuentro ante su gente. Aprovechando el rebote del portero Karius, tras el remate de pierna derecha de El Shaarawy. Para así definir arriba cruzado de pierna derecha, para revivir la ilusión de los romanos de la remontada. A veinte minutos del encuentro, Alisson salvaría a la Roma. Evitando así el tercer gol del conjunto inglés, ganando el mano a mano frente a su compatriota Firmino, enviando el balón al tiro de esquina con la punta del pie derecho.

A cinco minutos del final, el ninja Nainggolan sería el autor del tercer gol para los romanos. Con un lindo riflazo de media distancia, sorprendiendo al portero rival, en el cual se estrellaría en el poste y así entrar. Para ponerle emoción a sus hinchas en el Olímpico. Y en el cierre del encuentro, el ninja cerraría el compromiso anotando el cuartos desde el punto penal.

El compromiso terminaría con el marcador 4-2 a favor para los romanos. Quedando así como Liverpool finalista contra el Real Madrid en Kiev.

DEJA TU MENSAJE 0 comentarios


EmoticonEmoticon

Next article Next Post
Previous article Previous Post